viernes, 20 de abril de 2012

El uso de las tablets en la actividad profesional del abogado.

(artículo publicado en Actualidad Jurídica Aranzadi, número 841, de 26 de abril de 2102)

Apple revolucionó el mercado de los tablets con la aparición del iPad, muchos profesionales se han acercado a esta nueva clase de dispositivos, pero en especial, los abogados han encontrado una herramienta útil y práctica para su quehacer profesional. Algunos, ya no pueden prescindir de su tablet.


El 27 de enero de 2010 Apple presentaba un dispositivo electrónico tipo tablet que revolucionó el mercado de los gadgets informáticos, el iPad. Tras una reacción tardía de la competencia, el mercado se ha llenado de diferentes dispositivos tratando de ocupar este nuevo espacio. Además, el iPad ha impactando en la venta de portátiles, netbooks y, hasta me permitiría decir, en libros electrónicos. El iPad y el resto de los tablets se han convertido en pocos meses en los dispositivos más codiciados por los usuarios y en particular por los profesionales.

Los abogados no ha resultado indiferentes, cada vez son más los compañeros que se desplazan con su tablet en sus viajes, camino del juzgado o para visitar un cliente. Hay quien afirma que les ha cambiado la vida, además, de aligerar el peso de sus maletines.

Desde su lanzamiento consideré que los tablets son una buena herramienta para favorecer la consulta y la lectura, no tanto para sustituir al ordenador personal a la hora de trabajar. Aunque, no vamos a negar que en determinados momentos y situaciones el tablet permite suplir una parte de la actividad productiva que desempeñamos ante el ordenador.

Conectividad

Los tablet permiten llevarnos en nuestro maletín una extensión de nuestro despacho.  De hecho, podemos mantener siempre el acceso al mismo a través de algunos apps[1] (aplicaciones) que nos permite conectarnos con nuestro servidor o, directamente, a nuestro ordenador. Con lo que tenemos acceso en remoto a todo nuestros contenidos: expedientes, clientes… Ignition, TeanViewer… son algunos apps que puede servir para poder establecer la conexión en remoto.

Algo que valoran mucho los abogados es la posibilidad de llevar los expedientes en el tablet. Aquí las opciones de cómo hacerlo varían si usamos apps que nos guardan los documentos en el propio tablet o empleamos aplicaciones que nos permiten tener la información en la nube, en internet. Aunque, el hecho de tener expedientes en la nube supone el tener claro las reservas correspondientes de la LOPD y evitar tener determinados datos del cliente. Apps que pueden facilitar la portabilidad de nuestros expedientes son USB Disk, DoodReader, Dropbox, Box, iCloud

Sin olvidar que podemos sincronizar la agenda y las tareas del despacho, así hay abogados que sincronizan Infolex (u otro programa de gestión) con Outlook y luego éste con el calendario del IPad a través de iTunes.

Comunicación

Tan importante como estar conectado a nuestro despacho y a nuestra información es la posibilidad de estar permanentemente comunicado con nuestros clientes. Los abogados pasamos muchos tiempos muertos en juzgados y desplazamientos.

Además del teléfono móvil, el correo electrónico forma parte de nuestra vida personal y profesional. Ambos dos resultan tan imprescindibles, como necesarios. Si muchos smarphones nos permiten tener un acceso rápido a nuestros correos, las tablets mejoran mucho su lectura y la visualización de documentos anexos (pdfs, textos, excells, ppts…). Podemos gestionar desde las tablets diferentes cuentas de correo, personales y profesionales…

Otro de los servicios que podemos disponer en nuestro tablet es el de fax. A través de algunos apps, como Fax.de, podemos darnos de alta en el servicio que nos permite recibir fax y enviar faxes a través del tablet.

Decía anteriormente que el teléfono forma parte de nuestra vida profesional, los tablets facilitan mucho más aún la comunicación a través de aplicaciones que nos permiten realizar videoconferencias con imagen, aquí la reina de las aplicaciones es Skype.

Productividad

No es nada extraño viajar en un tren o un avión y ver a un compañero repasando un escrito o, simplemente, redactándolo. Además del teclado virtual que incorporan los tablets, para estas ocasiones, si es recomendable un teclado portátil que los complementa. Hay muchas apps que nos permiten tomar notas, desde los propios tratamientos de textos como el Word o Pages, más apropiadas para escritos o trabajos que luego podemos trasladar a nuestro ordenador.

Para tomar notas, con un cliente, durante el pleito o en cualquier momento… encontramos apps muy variados, como Penultimate, a modo de cuaderno de notas, se puede escribir con el dedo o con un stylus (un puntero para tablets); Notes Plus, SounNote, son otros apps que permiten tomar notas escribiendo a través del teclado del tablet, grabar la conversación (hay que hacer pruebas con el sonido para ver si es suficiente), hacer dibujos… el resultado será un documento sonoro, en su caso, y otro en pdf o txt exportables a nuestras carpetas de expedientes.

Personalmente, lo de trabajar con una excell (Numbers) o con un powerpoint (Keynotes) en el tablet me resulta un poco complicado, aunque todo depende de la habilidad del usuario. Por el contrario, visualizar esta clase de documentos para estudiar datos o preparar una exposición en un tablet resulta muy apropiado. Además, hay que recordar que podemos conectar nuestro tablet con un proyector y mostrar la presentación a nuestra audiencia.

No olvidaría en este apartado algunas utilidades que nos proporcionan algunos apps unidos a la cámara de nuestro tablet. Por ejemplo, con ScanBizCards podemos escanear tarjetas de visita e incorporar los datos a nuestra agenda. Con JotNot se pueden escanear documentos, hacemos una fotografía y la aplicación mejora su resolución. Y sino, simplemente, con la cámara podemos fotografiar documentos (más fácil que tomar notas de ellos) o tomar fotografías que podamos incorporar a nuestros expedientes.

Documentación

Como abogados, uno de los recursos más relevantes es el acceso a la información jurídica. Si bien directamente a través de internet podemos tener acceso a las bases de datos a las que estamos suscritos o a servicios documentales gratuitos, como el BOE. Podemos descargarnos normas en formato pdf o, en algunas ocasiones, en epub, con posibilidad de guardarlas y leerlas a través de apps que tienes la función de e-reader como iBooks, Adobe Reader, GoodReader, CloudReader

Los textos legales más usuales podemos visualizarlos a través de algunas apps que han comenzado a servir esta clase de información, con sus compromisos de actualización y con diferentes utilidades a la hora de incorporar notas.

Los apps legales han ido apareciendo con cierta lentitud, ofreciendo servicios de noticias jurídicas, acceso a ebooks, o consultas a bases de datos. Muchos de ellos están pensados más para ofrecer la información editorial que para ofrecer una utilidad al usuario en este soporte. De hecho, las casas editoriales tienen un largo recorrido en este aspecto.

Marketing

Las redes sociales han abierto un espacio de comunicación asequible y muy interesante para el mundo profesional. De un lado, generando comunidades profesionales, de otro, dando la oportunidad de que los profesionales, a través de estrategias predefinidas puedan establecer contactos con sus clientes o potenciales clientes. La gestión de Twitter, Linkedink, Facebook… desde un tablet se simplifica. Muchas apps facilitan esta gestión.

Son muchos los abogados que cuentan con un blog y son muchos, también, quienes los actualizan directamente con diferentes aplicaciones desde su tablet.

Además, algunos abogados han superado las webs corporativas complementadas con apps profesionales donde no solo ofrecen sus servicios, acceso a sus contenidos, sino también diversifican con servicios de asesoramiento personalizado.

Conclusión

Los abogados han ido encontrado las utilidades en las tablet al mismo ritmo vertiginoso que estas se han ido desarrollando. Pocos de nuestros Tribunales tienen conexiones Wifi  y, en muchas ocasiones, sus vetustos muros impiden las conexiones 3G, lo que limita, más de una vez, las utilidades que hemos comentado. La Administración de Justicia y los Colegios de Abogados deberían trabajar por mejorar la conectividad de la sede Judicial.

Simplicidad y portabilidad han hecho del tablet una herramienta, en mi opinión, necesaria para los abogados. No dejen de probarlo.



[1] Como usuario del iPad citaré algunos apps a modo de ejemplo o recomendación, muchos de ellos también están disponibles para Android.

1 comentario:

  1. Muy interesante recopilación y válida no solo para abogados

    ResponderEliminar